MERCEDES VECINO

(Mercedes Vecino Francés. Melilla, 1916- Alicante, 2004)

 

Es una de las figuras estelares más notables del primer franquismo. Su carrera breve y meteórica dejó una impronta importante en los años 40, probablemente por haber protagonizado uno de los primeros besos del cine español de la postguerra en el film El escándalo (J.L Sáenz de Heredia, 1943). Originaria del teatro de revista, su figura combina una presencia rotunda destinada al protagonismo y la fotogenia de un rostro generoso  de rasgos amplios. Los ojos negros de pestañas largas y la cabellera rubia harían de ella una heredera de la tradición figurativa de la vamp hollywoodiense, mientras la sonrisa amable y su perfecta dicción castellana acercan tal propuesta estética a la marca española, consiguiendo así una mixtura inusual del poder erótico y sensual de la vampiresa con el espíritu español y los rasgos ideales de la feminidad según el nacionalcatolicismo. Se retiró a mediados de los 40 para volver al teatro. No regresaría al cine hasta finales de los años 50, interviniendo en algún éxito del cine popular de los 60. Permaneció el resto de su vida como un icono de la cultura popular de la postguerra, rescatado y promocionado en los obituarios a la muerte de la actriz en 2004.

Portada / Biografía / Presentación / Obra