LUISA FERIDA

Luigia Manfrini Farné (Castel San Pietro Terme, 1914-Milán, 1945)

 

Representa de modo fundacional el nacimiento de un Eros popular, meridional y racial en el cine italiano. El temperamento de su sensualidad juvenil en filmes como L’argine (1938), en el que en cierto modo anticipa la mujer del pueblo neorrealista, lleva a considerar el papel de Ferida en la gestación de una feminidad pasional y deseante, que se gesta en el seno de la cultura italiana del fascismo para estallar en las postrimerías de la dictadura. Destacable por su belleza realista de rasgos oscuros, la sensualidad de sus movimientos determinantes y el ímpetu de una personalidad desafiante, difícilmente contenible en el plano secundario, su presencia queda como una de las más originales y relevantes del periodo 1939-1945. En cuanto a las posibles lecturas políticas de su estrellato, cabe destacar la trágica muerte de la actriz en 1945, que truncó su carrera de modo prematuro. Tras haber sido acusada de colaboracionismo con las operaciones de la banda Koch de torturadores del ejército fascista, fue ejecutada por el ejército partisano a los 31 años de edad, estando embarazada y junto a su compañero sentimental, el actor y fascista Osvaldo Valenti. Su cadáver torturado fue expuesto en público junto al de otros ajusticiados, sembrando en el imaginario italiano el mito de una incómoda y malograda interferencia entre política y cine. Sólo en los últimos años ha sido demostrada la inocencia de ambos.

Portada / Biografía / Presentación / Obra