Rostro de óvalo irregular y de grandes ojos expresivos, particularmente capaz de encarnar el erotismo femenino: negras africanas, morenas coloniales, criollas españolizadas, albanesas fascinantes, figuras de las cuales se percibe el color material de la carne; y también mujer tentadora, feminidad portadora de un lacerante secreto, afligida en la psique o en el alma, golpeada por un destino inesperado.

La hija del corsario verde  (Enrico Guazzoni, 1940)
Carmela  (Flavio Calzavara, 1942)
Giarabub (Goffredo Alessandrini, 1942)
Calafuria  (Flavio Calzavara, 1943)

Portada / Biografía / Presentación / Obra