La propuesta erótica de Anna Magnani gira alrededor de una técnica performativa de corte realista y gestualidad barroca, orientada hacia personajes femeninos de psicología compleja trazados por la actriz desde su dimensión más física y corporal. Esta aptitud para la performance orgánica, así como el talento para eludir lo sexual desde el humor y la comedia, hacen de su propuesta transgresora y elocuente una de las más sutiles y menos llamativas para la censura. Ante todo, los personajes de Anna Magnani son mujeres que gozan la expereniencia -cómica, trágica o erótica- en primera persona. Primadonna del neorrealismo italiano, de estrellato sui generis y esencia teatral, Anna Magnani plantea un divismo fuera de época en el panorama de la Italia fascista y también una de las propuestas performativas más perdurables en cuanto a los intereses el cine moderno.

La ciega de Sorrento (La cieca di Sorrento, Nunzio Malasomma, 1934)
Quartetto Pazzo (Guido Salvini, 1945)
Campo de Fiori (Mario Bonnard, 1943)
Roma ciudad abierta (Roma città aperta, Roberto Rossellini, 1945)

Portada / Biografía / Presentación / Obra